Tiger Woods es arrestado por conducir bajo los efectos del alcohol

Tiger Woods Fue arrestado de madrugada en Jupiter, al norte de Miami, donde reside. Tras pasar unas tres horas en el calabozo fue puesto en libertad sin fianza.

El ganador de 14 ‘majors’ Tiger Woods fue detenido la madrugada del lunes en Jupiter, ciudad al norte de Miami donde reside, supuestamente por conducir bajo los efectos del alcohol. El arresto del ex número uno tuvo lugar, según el informe del sheriff del condado de Palm Beach, sobre las 03.00 horas en la avenida Military Trail, al sur del aparcamiento de Indian Creek, una zona con numerosos campos de golf. Durante tres horas, Woods fue retenido en los calabozos y, posteriormente, a primera hora de la mañana, fue puesto en libertad sin fianza.

Después del parón de su racha victoriosa en 2009 por culpa de los escándalos sexuales, Woods, de 41 años, llevaba varias temporadas intentando regresar al nivel sin ninguna fortuna. La lesión en la espalda que le sobrevino en 2014, cuando más cerca estaba de ganar otro ‘grande’, se le ha ido repitiendo una y otra vez hasta llegar a colocarle frente al abismo de la retirada. El pasado diciembre, de hecho, anunciaba su enésimo regreso y, tras varios fracasos, este abril ya tenía que informar de su cuarta intervención de su espalda y, por lo tanto, de su cuarto cierre prematuro del curso.

“Hubo muchas veces que pensé que nunca volvería a jugar en la élite. Fue muy duro, más que brutal. Resistía mucho, suponía un enorme esfuerzo. Había días que necesité ayuda para salir de la cama”, comentó en febrero, durante su última reaparición, sobre su penúltima convalecencia. Entonces hablaba de la ilusión que tenía por disputar el Masters de Augusta, un ‘major’ que finalmente se perdió por lesión. Woods, que ganó cuatro Masters, tres US Open, tres British y cuatro PGA y fue número uno 683 semanas, ocupa hoy el 876º puesto del ranking mundial.